Recuperar la figura del maestro, trabajar todos los días como lo indica el calendario escolar, considerar el paro de labores y las movilizaciones solo como medidas extremas, apelando al diálogo y la razón: son algunos principios básicos que dieron origen a la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

A 13 años de su fundación, un 22 de diciembre del 2006,” la Sección 59 se encuentra más fuerte que nunca, comprometida con la sociedad oaxaqueña y con el gremio docente”, así lo declaró el Delegado Especial de la Sección 59 e integrante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, Prof. Ricardo Mosqueda Lagunes.

Asimismo, destacó la buena relación que mantienen con los padres de familia, autoridades, maestros, personal de apoyo y administrativo en las comunidades, donde, además, respetan, difunden y preservan sus usos y costumbres como parte de la identidad cultural de los pueblos de Oaxaca.

Gracias a estas acciones, han logrado el reconocimiento a nivel nacional y local, siendo ejemplo de unidad y fortaleza, al brindar una educación de calidad, pese al contexto político y social de la entidad.

Por otra parte, reconoció y agradeció a nombre del Comité Ejecutivo Seccional, a quienes se sumaron a este proyecto desde sus inicios, a quienes permanecen y a quienes día a día se suman a la defensa de la educación pública desde las aulas.

Otro aspecto que no podía dejar pasar, es agradecer el respaldo de quienes han dirigido al SNTE, en especial, al Maestro Alfonso Cepeda Salas, Secretario General y legítimo del SNTE, quien actualmente lidera a los más de dos millones y medio de agremiados en el país.

En este tenor subrayó la comunicación directa y permanente con las autoridades educativas, que le brindan validez oficial y reconocimiento a las escuelas de la Sección 59 del SNTE.

Por último, invitó a los trabajadores de la educación a continuar trabajando en equipo y unidad, a brindar una educación de excelencia y seguir con la ruta trazada para asegurar el futuro de los niños y niñas de Oaxaca.

Por Adair MP