Hoy, en «la mañanera», a pregunta del medio ZMG, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que hoy mismo se revisa el caso de María Elena, la saxofonista agredida con ácido.

«Vamos a verlo hoy mismo, sin limitación. Que haya justicia», dijo.

María Elena Ríos, una saxofonista oaxaqueña de 26 años, llegó el viernes al Hospital Nacional de Rehabilitación para Quemados, en la Ciudad de México, procedente de un hospital de su estado natal donde permaneció tres meses internada tras sufrir un ataque con ácido.

El 10 de septiembre pasado, un sujeto entró a la casa de María Elena, ubicada en el municipio de Huajuapan de León en la región de la Mixteca, y le roció ácido, dejándole quemaduras en la cara y otras partes del cuerpo.

La joven, con un prometedor futuro en la música, lleva tres meses en un hospital, primero en Huajuapan, luego en la capital de Oaxaca y ahora en la Ciudad de México recuperándose de las heridas que le provocó un sujeto, de quien una cámara de seguridad captó su rostro, pero que sigue sin ser detenido.

De acuerdo con Silvia, la hermana, la saxofonista necesita reconstrucción de párpados, nariz, boca, cuello, brazos, pecho y piernas.