El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el tema de los agregados o supervisores laborales propuestos por el Gobierno de Donald Trump no se acordó en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y salió “de manera clandestina”.

“Depende más de la decisión de Estados Unidos se envió una ley al Congreso para la supervisión de este tratado que habla de que cada seis meses pueden venir cinco inspectores, lo cual no se acordó en el tratado, esto sale de manera clandestina”, dijo el Mandatario mexicano desde Palacio nacional este lunes.

El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo en el mismo foro que el T-MEC no tiene “letras chiquitas” y afirmó que la Administración actual no ha mentido en ningún momento.

El Presidente López Obrador destacó que EU tiene derecho de lanzar este tipo de iniciativas porque es un país libre, “soberano de presentar sus iniciativas”, resaltó durante su conferencia de prensa diaria.

Aseguró que el Gobierno de México tiene una postura al respecto de los agregados laborales, por lo que ya se dialoga con su homólogo estadounidense para conseguir un acuerdo al respecto.

El Gobierno de México protestó este sábado ante Estados Unidos por haber incluido dentro de la ley auxiliar del acuerdo comercial de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) presentada ante la Cámara de Representantes estadounidense la designación de cinco inspectores para evaluar la reforma laboral mexicana.

Con información de Sin Embargo.