• mar. May 24th, 2022

Pidió champaña en un restaurante y murió tras beberla: descubrieron que estaba envenenada con éxtasis

Feb 15, 2022

Un hombre llamado Harald Georg Z. murió el pasado domingo 13 de febrero cuando se encontraba en una reunión con su grupo de amigos en un restaurante de Weiden, Alemania. Pidieron una botella de champaña Moët & Chandon para celebrar que uno de ellos saldría en un programa de televisión sin pensar que la fiesta terminaría en tragedia.

De acuerdo con el diario Bild, los empleados de La Vita abrieron la botella de tres litros que costó casi 12 mil pesos frente a los nueve comensales y les sirvieron la bebida en sus copas. George bebió un sorbo y se derrumbó mientras echaba espuma por la boca y luego empezó a convulsionar.

Los testigos dijeron que después de George, sus acompañantes experimentaron síntomas similares y luego cayeron al suelo, por lo que llamaron a los servicios de emergencia, quienes los trasladaron a un hospital cercano. Georg murió poco después de ingresar, mientras que siete de sus amigos aún están internados y uno ya fue dado de alta.

Aunque todavía está abierta la investigación toxicológica-química, Gerd Schaefer, fiscal de la ciudad bávara de Weiden, reveló que en el cuerpo de Harald Georg Z., quien tenía 52 años, había rastros de algo altamente “tóxico y venenoso que normalmente no contiene la champaña”.

Luego de las primeras indagatorias, la policía local dio a conocer que la botella de tres litros contenía una cantidad letal de la droga sintética MDMA (3,4-metilendioximetanfetamina), nombre con el que se le conoce comúnmente al éxtasis.

Schaefer dijo que las autoridades aún no lograban hallar la forma en que la droga había llegado a la champaña, pero que no parecía que el envenamiento fuera a propósito sino una negligencia. En este tenor, el gerente del restaurante le dijo a un periódico local que la botella se abrió frente a los clientes, quienes grabaron la escena.

El éxtasis es una de las drogas sintéticas más conocidas y consumidas en el mundo, debido a su acción como estimulante y alucinógeno, pues puede aumentar considerablemente la conciencia de uno mismo y la empatía hacia los demás.

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (National Institute on Drug Abuse, NIDA, por su sigla en inglés) este narcótico produce un efecto energizante que distorsiona la percepción sensorial y temporal, hace que las experiencias sensoriales se disfruten más.

Generalmente viene en cápsulas o pastillas y sus efectos suelen aparecer unos 45 minutos después de haberlas consumido, mientras que el punto máximo de ‘éxtasis’ llega entre 15 y 30 minutos después de que éstos comiencen. Según la NIDA, los efectos de la MDMA suelen durar en promedio dos horas, pero algunas secuelas se extienden incluso por días como los latidos irregulares, ansiedad, pérdida de memoria y hasta agresividad.

El abuso en el consumo de éxtasis suele provocar trastornos psiquiátricos, como psicosis, depresión y ansiedad; además de que provoca cambios radicales en la temperatura corporal, tensión arterial y motricidad. En el peor de los casos, si se combina con alcohol, provoca golpes de calor, muerte súbita y es factor determinante en accidentes mortales tras haber ingerido la droga.

Con información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.